La ciencia del porqué nadie se pone de acuerdo con el color de este vestido

vestidito

Ha habido una polémica en redes sociales por el vestidito que aparece arriba, ¿de qué color lo ven? Se han armado candentes discusiones, a tal punto que más de uno ha deseado que caiga un meteorito y tengamos que volver a empezar como civilización (Misántropos: Si tanto odian ser humanos ya saben bien que hacer…). No desesperen, chicos, este artículo de Wired que he traducido  humildemente para ustedes tiene la respuesta:

Desde que Monica Lewinsky trabajó como interna en la Casa Blanca ningún vestido azul había causado tanta consternación.

(Y sí, es azul)

El hecho que una simple imagen pueda polarizar a todo Internet  en dos bandos es, aceptémoslo, cosa de otro jueves. Pero por el pasado medio día, gente alrededor de las redes sociales ha estado argumentando sobre una foto que describe perfectamente un lindo vestido azul con franjas negras o un vestido blanco con franjas doradas. La pelea va más allá de las redes sociales, es biología básica y trata sobre la manera en que el cerebro y los ojos humanos se involucran para ver el color en un mundo iluminado por la luz del sol.

La luz entra a través de la lente, diferentes longitudes de onda corresponden a diferentes colores. La luz golpea la retina en la parte trasera del ojo donde los pigmentos ponen bajo tensión las conexiones neuronales de la corteza visual, la parte del cerebro que procesa esas señales en una imagen. Fundamentalmente, sin embargo, la primera ráfaga de luz está hecha de lo que las longitudes de onda están iluminando el mundo, que se refleja en todo lo que estás buscando. Sin tener que preocuparse por ello, el cerebro se da cuenta que la luz de color se está recuperando de la cosa que sus ojos están mirando, y esencialmente resta ese color por el color “real” del objeto. “Se supone que nuestro sistema visual tira la información sobre el iluminante y extrae información sobre la reflectancia real”, dice Jay Neitz, neurocientífico de la Universidad de Washington. “Pero yo he estudiado las diferencias individuales en la visión del color por 30 años, y este es uno de las mayores diferencias individuales que he visto en mi vida.” (Neitz ve blanco y dorado.)

Por lo general, el sistema funciona bien. Esta imagen, sin embargo, llega a algún tipo de límite de percepción. Esto podría ser debido a cómo las personas están constituidas. Los seres humanos evolucionaron para ver la luz del día, pero la luz del día cambia de color. Ese eje cromático varía del rojo rosado del amanecer, a través del azul-blanco del mediodía, y luego de vuelta al crepúsculo rojizo. “Lo que está pasando aquí es que el sistema visual está mirando esta cosa, y está tratando de descontar el sesgo cromático del eje de la luz del día”, dice Bevil Conway, un neurocientífico que estudia el color y la visión en el Wellesley College. “Así que la gente da por descontado el lado azul, en cuyo caso se ve en blanco y dorado, o se da por descontado el lado dorado, en cuyo caso se ve en azul y negro.” (Conway ve azul y naranja, de alguna manera.)

Les pedimos a nuestro fotógrafo principal y a su equipo de diseño que hiciera un poco de trabajo con la imagen en Photoshop, para descubrir la composición de color rojo-verde-azul real de unos pocos píxeles. Eso, nos dimos cuenta, sería de ayuda para responder a la pregunta de manera definitiva. Y estuvo cerca.

vestidito2

En la imagen que presenta, por ejemplo, BuzzFeed, Photoshop nos dice que los lugares que algunas personas ven como azul de hecho son rastreados como azules. Pero… que probablemente tiene más que ver con el fondo que el color real. “Mire sus valores RGB. R 93, G 76, B 50. Si solo se consideran esos números y luego se trata de predecir qué color que es, ¿qué diría?” Conway dice

-¿Un tipo de color naranja?

“Correcto”, dice Conway. “Pero se está jugando una mala pasada, porque se están proyectando esos parches sobre un fondo blanco. Muestre el mismo parche en un fondo neutro y yo apuesto a que aparecería naranja.” Él la pasó por Photoshop, también, y ahora cree que el vestido es realmente azul y naranja.

El punto es que el cerebro intenta interpolar una especie de marco de color de la imagen, y luego intenta dar una respuesta para el color del vestido. Incluso Neitz, con su extraña cosa blanca y dorada, admite que el vestido es probablemente azul. “De hecho, me imprimí la imagen”, dice. “Luego corté un pedacito y miré, y estaba completamente fuera de contexto”  Está a mitad de camino, no está de color azul oscuro. Mi cerebro atribuye el azul para el iluminante. Otras personas lo atribuyen al vestido.”

Inclusive el equipo fotográfico de WIRED tuvo graves espasmos de desesperación de lo que muchos veían era un vestido blanco y dorado, finalmente llegaron a una explicación contextual, color-constancia. “Al principio pensé que era blanco y dorado”, dice Neil Harris, nuestro editor de fotos de alto nivel. “Cuando traté de hacer el balance de blancos de la imagen en base a esa idea, sin embargo, no tenía ningún sentido.” Vio azul en los lugares principales de la foto, notando que el blanco que estaba viendo era azul, y el dorado era negro. Y cuando Harris invirtió el proceso, equilibrando al píxel más oscuro en la imagen, el vestido apareció azul y negro. “Quedó claro que el punto apropiado para equilibrar en la imagen es el punto negro”, dice Harris.

Así que todo depende de la percepción visual de las personas. “La mayoría de la gente va a ver el azul en el fondo blanco como azul”, dice Conway. “Pero en el fondo negro algunos podrían verlo como blanco.” Incluso se especuló, tal vez en broma, que el perjuicio blanco-dorado favorece la idea de ver el vestido bajo la fuerte luz del día. “Apuesto a que los noctámbulos son más propensos a verlo como azul-negro”, dice Conway.

Al menos todos estamos de acuerdo en una cosa: Las personas que ven el vestido como blanco están absoluta y completamente equivocadas.

vestidito3

Anuncios

6 comentarios en “La ciencia del porqué nadie se pone de acuerdo con el color de este vestido

  1. La foto, sin duda, es azul. El vestido no me lo parece, pero la bombilla, la luz que fuese, o cualquier objeto que se reflejase, probablemente sí. En cualquier caso, la fotografía profesional no es 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s