Vani Hari (The Food Babe): La Jenny McCarthy de la alimentación

091014_fmf3

Generalmente este blog no es muy dado a publicar traducciones de artículos en inglés, portugués u otro idioma debido al riesgo de acusaciones de “poca originalidad” y “falta de frescura”, sin embargo hay veces en las que es necesario hacer una excepción y esta ocasión (al igual que la de aclarar dudas acerca del pescado transgénico y el desmentir las acusaciones de Mikkel Keldorf Jensen sobre limpieza social en Brasil) lo amerita.

Este artículo, originalmente publicado en inglés por los de Science-Based Medicine (Medicina basada en ciencia) trata sobre la nueva estrella de la constelación magufa: Vani Hari, más conocida como “The Food Babe”, quien se ha vuelto famosa a base de usar la quimiofobia y el miedo mientras se enriquece con ello (quitándole nutrientes al Gatorade Naranja en el proceso) y difundiendo el pánico no solo en el entorno angloparlante sino también en el entorno hispanoamericano a través de medios poco informados que le sirven de escaparate (por cierto, la comparación con Jenny McCarthy que se da en el título se explica al final, léanlo todo, vale la pena).

Pero dejemos que David Gorski de SBM nos explique:

NOTA

Lo admito, soy un snob de la cerveza. Dejemos las cosas en claro, me gusta mi cerveza pero me gusta que sea una buena cerveza, pero aceptémoslo, las cervecerías industriales rara vez tienen la experiencia necesaria. Para mí, mucha de la cerveza que se vende en Estados Unidos, particularmente la que es hecha por Anheuser-Busch y MillerCoors bien puede ser comparada con orina fría de caballos con problemas renales (necesitas proteína para que la cerveza tenga espuma, ya sabes), solo que sin sabor. Tendría que estar extremadamente sediento y desesperado para participar en semejante porquería. Tengo que admitir que hay una excepción, llamada Blue Moon, la cual es una división de MillerCoors, pero es la única opción en la que puedo pensar. Desde que descubrí Bell’s Oberon, una buena cerveza blanca local (bueno, estatal, de todos modos), bien puedo estar sin la Blue Moon. Tristemente, la Oberon solo produce cerveza en los meses de verano y primavera, por lo que cuando quiero  probar algo de cerveza durante los meses de invierno me decanto por la Blue Moon. Por otra parte, generalmente soy feliz con las cervezas artesanales hechas por cerveceros locales como la Short’s Brewing Company (cuyo bar tuve el placer de visitar hace un mes) y Bells Brewery.

A pesar de mi hostilidad general hacia los productos de Anheuser-Busch y  MillerCoors como ejemplo de todo lo que está mal con la cerveza estadounidense, tengo que decir que casi siento pena por las personas que dirigen esas empresas en este momento. Infortunadamente, han caído víctimas de la magufa más reciente en hacerse un nombre en Internet por promover la pseudocienciaComo es mi costumbre, voy a investigar con absoluto detalle y de manera breve. Pero primero,  ¿a quién me refiero?

Entre a la fuente de desinformación que es The Food Babe

Como Mark Crislip, quien recientemente escribió sobe ella acerca su abrumadoramente estúpido post acerca de las vacunas, hasta hace poco no tenía idea de quién era, pero ahora lo sé. Ella es fotogénica y también tiene el talento y la capacidad de hacer de su absoluta ignorancia en química y ciencia una poderosa herramienta que la ha catapultado de ser una oscuro bloguera sobre comida a invitada a programas de TV como The Doctors y ese repositorio de toda la magufería medica, The Dr. Oz Show, donde el gran y poderoso Oz (Nota del traductor: Esto ha sido sarcasmo) dice que sus actividades son parte de “El Efecto Oz”. Su nombre es Vani Hari, pero es mejor  conocida por su nombre bloguero The Food Babe. Ella ha sido mencionada en este blog anteriormente, no es sorpresa, tanto por Mark Crislip como por Steve Novella / , quienes desmantelaron sus argumentos de que meter la comida en el microondas le quita su valor nutricional y la llena de “toxinas” y su ataque a Subway por usar azodicarbonamida, del que ella asegura que es “el químico de las mantas de yoga”.

Infortunadamente, en este último caso, cuando te enfrentas con una bloguera joven, fotogénica, astuta pero científicamente ignorante que usa su página de internet para reunir a un puñado de firmas arraigadas en la misma ignorancia que promueve, Subway cede, incluso a pesar de no haber evidencia de que la azocarbamida sea dañina y suficiente evidencia para decir que su uso como agente de maduración es inútil. Básicamente cuando se le añade a la masa hace que esta suba mejor. También mejora las propiedades de manipulación de la masa, por lo que se  torna más seca, más cohesiva y más flexible, lo que le permite mantenerse mejor durante el amasado. No sorprende que el  ultramagufo Mike Adams esté tan impresionado con ella.

Los dos son almas gemelas, teniendo en cuenta lo que Mike Adams está haciendo, en esencia, la misma sarta de cosas con un espectrómetro de  masas, usándolo para medir metales  pesados en varios alimentos y suplementos como el forraje verde con el fin de crear campañas de demonización de la industria alimentaria, por no mencionar que quieren eliminar la competencia en el sector de suplementos.

La semana pasada (Nota del traductor: Este artículo fue escrito el 16 de junio) The Food Babe llevo sus sesgos científicamente ignorantes a una de mis bebidas favoritas, la cerveza. Como corresponde a sus crecientes habilidades en el manejo de las relaciones públicas combinados con el despotricar en contra de los organismos genéticamente modificados (OGM) y químicos que suenan miedosos (es decir, todos ellos), tomó como objetivo a las grandes cervecerías como MillerCoors y Anheuser-Busch, argumentando que contenían toda suerte de “químicos tóxicos” y OGMs en sus cervezas y los desafiaba a publicar la lista completa de ingredientes. Como pasa típicamente cuando The Food Babe apunta a una corporación, estos demonios de la cerveza se han dado la vuelta por un par de días hasta cuando dieron cuenta de una respuesta y esa respuesta fue, en última instancia, ceder como Subway:

Anheuser-Busch y MillerCoors, dos de las más grandes cervecerías del mundo, publicaron lo que contienen sus botellas de Budweiser y Miller Lite después de ser presionados por una bloguera.

Las dos compañías el jueves publicaron los ingredientes de algunas de sus marcas más populares, y se comprometieron a ser más transparentes en el futuro. Los anuncios se sucedieron un día después que la bloguera  Vani Hari publicó una petición en FoodBabe.com para conseguir que las grandes cerveceros enumeraran lo que hay en sus bebidas.

Anheuser-Busch publicaron los ingredientes de sus dos marcas de mayor venta en su sitio web, tapintoyourbeer.com. En esta listan los mismos ingredientes para Budweiser y Bud Light: Agua, malta de cebada, arroz, levadura y lúpulo. La compañía, que también fabrican las cervezas Beck’s, Busch y Michelob dijo que mostrará una lista de los ingredientes de todas sus otras marcas en “en los próximos días.”. Es la primera vez que Anheuser-Busch exponen los ingredientes de sus cervezas.

Aquí está el problema. Todo lo que puede verse es que esto no va a satisfacer a Hari y volverá a sus cargos y peticiones originales. Por supuesto, ¡los principales ingredientes de la cerveza son agua, malta de cebada, arroz, levadura y lúpulo! Así es cómo se hace la cerveza. La petición original plantea el asunto como una comparación en la que Coca Cola y Windex están obligados a revelar sus ingredientes pero las cervecerías no lo están.

Luego hay un video con Hari empezando a hablar a borbotones sobre cómo su marido “ama la cerveza” y es por eso que deseaba tanto averiguar lo que está “realmente” en la cerveza. Entonces hay una lista que se desplaza por la pantalla en la que –adivinen- hay una gran cantidad de productos químicos con nombres de miedo más -por supuesto- ¡los temidos OGM!

Estuve tentado a dejar esta deconstrucción de los alegatos de Hari al lector como un ejercicio, para ver que tanto disfrutan a Science-Based Medicine, pero esto se convertiría en el artículo más corto de David Gorski en la historia de SBM, pero no podemos permitirlo, ahora, ¿podemos continuar?

Nombres químicos miedosos y sus orígenes como un arma de propaganda

Debo confesar. Yo no sabía que existía cafeína en la cerveza hasta que leí cuidadosamente la lista que pasó volando en el video. Parece más bien contraproducente. Por otro lado, me gusta el café irlandés ocasional, que también combina el alcohol y la cafeína. No importa. En cualquier caso, su estrategia es muy sencilla, pero por desgracia también es muy eficaz: Nombra un montón de productos químicos y cuenta con el analfabetismo químico de su público para dar lugar al temor de escuchar sus mismos nombres. Sin embargo, si usted tiene alguna experiencia en química, mucho de lo que está haciendo Hari es casi dolorosamente transparente, un verdadero insulto a la inteligencia y la formación. He aquí algunos ejemplos.

Particularmente hilarante son algunos de los productos químicos “malvados” que se enumeran, que incluyen

  • fosfato de calcio dibásico
  • fosfato de calcio monobásico
  • fosfato de calcio tribásico

¿Cuál es la diferencia entre estas tres formas de fosfato de calcio? Yo sé la respuesta porque mi licenciatura es en química. Para que sea muy simple, estos son todas diferentes formas de fosfato de calcio que difieren en la proporción de ion calcio al ion fosfato que depende de la carga del ion fosfato. El ión calcio mantiene una carga de +2, y la relación de calcio a fosfato en la sal debe ser neutra. Eso es todo. El fosfato de calcio monobásico contiene una relación dos a uno de calcio sobre fosfato, debido a que el fosfato en esta forma tiene una carga de -1. Es ácido; así que cuando reacciona con el álcali se produce dióxido de carbono y una sal, por lo que a menudo se utiliza como un agente de levadura para hacer subir la masa en los productos horneados. El fosfato de calcio dibásico tiene una relación de uno a uno de calcio sobre fosfato, debido a que el fosfato tiene una carga de -2, habiendo perdido un ion de hidrógeno. A veces se utiliza como un suplemento dietético y un agente de formación de comprimidos. También es más neutro, y mucho menos soluble en agua. El fosfato de calcio tribásico tiene tres iones de calcio sobre dos iones fosfato, debido a que los iones fosfato tienen una carga de -3. Ahora aquí está la cosa. En solución acuosa, no siempre va a ser una mezcla de estas tres formas, debido a un pH de alrededor de 4 (el pH de la mayoría de las cervezas ale y lager) diferentes proporciones de los iones fosfato tendrán diferentes cantidades de iones de hidrógeno asociados con ellos, de uno a tres. Podría entrar en muchos más detalles, y es casi seguro que los químicos que leen esto podrían discrepar con mi simplificación, pero en realidad lo que estamos hablando es de una combinación de iones de calcio y de iones fosfato en solución acuosa a un pH de alrededor de 4 a 4.5. Listarlos como tres sustancias químicas diferentes es engañoso. Claro, en estado sólido (es decir, cristal) tienen diferentes propiedades, pero esto significa poco en solución acuosa diluida.

Ella usa exactamente el mismo truco engañoso con el fosfato de sodio, las tres formas de las cuales son básicamente sales de sodio en  ácido fosfórico formados a diferentes niveles de pH. A pH bajo, fosfato monobásico será; a pH alto será tribásico. De nuevo, es un equilibrio en el que la proporción de formas básicas de fosfato mono, di y tri depende del pH. De hecho, así es como se puede hacer tampones de fosfato de cualquier pH que desees: Varían las proporciones de formas di y monobásicas de fosfato como talEn química, de acuerdo con la teoría ácido-base de Bronsted-Lowry, un ácido es un donador de protones y una base es un receptor de protones. Reducido a una explicación muy simple, que es donde está el “básico” en mono, di, y tribásico proviene del número de protones del grupo fosfato que puede aceptar.

En su petición, Hari se queja:

Cuando llamé y envié un correo electrónico a estas empresas, me dieron evasivas acerca de sus ingredientes, me daban el suministro de información básica, pero no la historia completa.

¿Quién puede culparlos? Seguramente Anheuser-Busch y MillerCoors eran conscientes de la engañosa  táctica del “químico de la manta de yoga” utilizada por Hari a tal efecto a principios de este año. Yo no le daría a Hari la hora, ni siquiera. Por desgracia, las empresas viven y mueren por la percepción pública. Es mucho más fácil dar a una chantajista como Hari lo que quiere, que tratar de resistir o contrarrestar su propaganda de querer educar al público. Y, no nos engañemos, el chantaje es exactamente lo que Vani Hari quiere. (NOTA AÑADIDA TRAS LA PUBLICACIÓN:   El bloguero de Forbes Trevor Butterworth llama a este tipo de estrategia ”correo magufo” .Maldición, otro término, como “medicina magufa,”es lo que se me hubiera ocurrido. Mientras tanto Jay Brooks lo llama “prensa amarillista”, que para mí es estar lejos de amable con The Food Babe, que ha demostrado su intolerancia de la disidencia y de plano  deshonestidad intelectual una y otra vez. Es por eso que creo que Tom Cizauskas es más exacto en referirse a lo que hace The Food Babe como “calumnias”.)

¡Oh no, hay anticongelante en mi cerveza! ¿Lo hay?

Frecuentemente he refutado y a veces me he burlado de lo que he llamado “el gambito de las vacunas”  

aplicado por los anti vacunas hacia ellas. Básicamente el gambito de las vacunas es una sarta de falacias en la que los antivacunas listan una serie de químicos que suenan terribles contenidos en las vacunas y lo usan para retratar a las vacunas como “llenas de toxinas”. Por supuesto, ellos no caen en cuenta que la dosis hace el veneno y que esos químicos están en una cantidad tan pequeña que no son peligrosos. Otra táctica que usan frecuentemente como parte del gambito de las vacunas es elegir químicos que suenan peligrosos pero no lo son, al menos no en las concentraciones encontrados en las vacunas. Un gran ejemplo es el formaldehido.  Hay, de hecho, pequeñas cantidades de formaldehído en las vacunas desde el proceso de fabricación, en la que el formaldehído se usa para matar los virus utilizados y/o para desnaturalizar las proteínas de los virus. Sin embargo, el formaldehído es un producto normal del metabolismo, y la cantidad de formaldehído en las vacunas es menor en comparación con la cantidad en el cuerpo y la cantidad a la que estamos expuestos cada día.

Y esto es parte de lo que necesitas saber antes de leer lo que “expone” The Food Babe que comenzó con todo esto. Es de hace un año y se titula “Los impactantes ingredientes de la cerveza”. Este extenso artículo es un gran ejemplo sobre el gambito de las toxinas. Su lista consiste en varios ingredientes fuera de contexto mostrados en un giro terrible (pero también engañoso). No se proporcionan las concentraciones, ignorando el principio de dosis-respuesta y la dosis hace el veneno. Ella enumera al propilenglicol, por supuesto, como un “anticongelante”. Por supuesto, el propilenglicol se encuentra también en las vacunas, e irónicamente, es el soporte utilizado en la mayoría de los cigarrillos electrónicos. En cualquier caso, como se ha señalado varias veces, el propilenglicol es un ingrediente que ha sido generalmente reconocido como seguro (GRAS por sus siglas en inglés).De hecho, esto es lo que el sitio web de la FDA dice al respecto:

Debido a que cae bajo la categoría de GRAS, el propilenglicol ha sido ampliamente utilizado como un agente humectante en cosméticos y para diversos fines en los alimentos. Nada de esto impide que un escritor del personal de ese horrible hervidero de escoria y charlatanería, NaturalNews.com, potencie el miedo aún más, quejándose de que se deriva de los combustibles derivados del petróleo y del gas natural. Me gusta llamar a esto, para efectos de  usos médicos y de alimentos, la falacia de origen. En otras palabras, la afirmación es que, debido a que una sustancia se originó de una fuente que suena tóxica (o simplemente asquerosa), entonces debe ser mala para usted.

Y, si usted escuchó al cervecero Mitch Steele, ¡ni siquiera está en la cerveza! Se utiliza como una sustancia de uso alimentario en los sistemas de enfriamiento externo, pero que nunca ha oído hablar que se añade a la cerveza, concluyendo: “La única manera en que el propilenglicol podría entrar en la cerveza es por una fuga en el sistema de refrigeración,” y dice que cuando trabajó en Anheuser-Busch se solían probar las cervezas con regularidad para asegurarse de que estaban libres de propilenglicol. Otro cervecero, Steve Parkes, señala que la principal razón de que dichas sustancias se enumeran es porque cada ayuda al proceso de producción se añade a la lista, sin importar si está en el producto final o no. Steele también señala que los colorantes de alimentos no son de uso común en la cerveza.

Hari tira de la misma táctica con la cola de pescado (vejiga de pescado seco), gelatina y caseína (proteína de la leche). En particular, la cola de pescado le molesta:

Pero, la cerveza Guinness también contiene cola de pescado, una sustancia gelatinosa producida a partir de la vejiga natatoria de los peces. Este ingrediente ayuda a eliminar cualquier “nebulosidad,” sólidos, o subproductos de la levadura de la cerveza. Mmmmm … vejiga de pescado suena delicioso, ¿no? Esta empresa cervecera hace como muchas de las compañías mencionadas aquí, crear una ilusión de usar las mejores materias primas, cuando en realidad lo que dicen públicamente en sus páginas web es una completa farsa.

Lo curioso es que esto no es nada nuevo, Guinness ha estado utilizando clarificadores (sustancias para limpiar la cerveza) que contienen cola de pescado desde mediados del siglo XIX y por lo general se considera natural. Se utiliza para ayudar a cualquier levadura restante y partículas sólidas a sedimentar del producto final, porque como la cola de pescado pasa a través de la cerveza atrae partículas de la cerveza fermentada que crean una turbidez no deseada, formando una masa gelatinosa que se deposita en la parte inferior de la cuba, donde se separa fácilmente de la cerveza. La cerveza puede limpiarse por sí sola, pero la cola de pescado acelera el proceso y no afecta el sabor final de la cerveza. También se ha observado que la cola de pescado se utiliza muy poco hoy en el proceso de fabricación de la cerveza. En otras palabras, la cola de pescado no es más que una forma de gelatina derivada de vejigas natatorias de pescado en lugar de los huesos y/o tejido conectivo de ganado y otros animales domésticos.

Hay una cuestión entre algunos veganos si el mero contacto de la propia comida o bebida con materia animal y la posibilidad de que pequeñas cantidades de materia animal podría permanecer en él son suficientes para hacer que este tipo de alimentos o bebidas estén fuera de los límites, pero si ese es el caso, entonces los veganos no deberían beber la mayoría de las cervezas, muchas de las cuales utilizan la gelatina en lugar de cola de pescado como un agente aclarante. También hay un gran número de alimentos en cuya fabricación se utilizan gelatinas provenientes de diversas fuentes. Lo que no es tan divertido es que el énfasis en la cola de pescado por haber sido derivado de vejigas de pescado es engañoso, dado cómo se fabrican algunas cervezas. Está ahí para ningún otro propósito que el de gritar, “¡Oooh!  ¡Las vejigas de pescado se utilizan para hacer la cerveza! ¡Asqueroso! ¡Debemos poner fin a esta asquerosidad!” Por supuesto, la cola de pescado se parece a la vejiga de pescado tanto como la gelatina se asemeja a una vaca, pero eso no impide que nuestra intrépida The Food Babe haga, en esencia, un argumento sobre la asquerosidad de la cola de pescado y sustancias como el castóreo, una secreción glandular que se utiliza en algunos perfumes y como aditivos alimentario, de la que ella pregunta, “¿usted ha comido trasero de castor?”  en otras palabras, si la fuente es asqueroso a The Food Babe le debe parecer poco saludable. Sí, su “razonamiento”, tal como es, es sólo vacuo.

Además, The Food Babe tiene su propia regla:

Cuando miro los ingredientes, si no puedo deletrearlo o pronunciarlo no puedo comerlo

Como dice el quimico favorito de todos Joe Schwarcz, Hari debe entonces alejarse de la cianocobalamina lo más que pueda. Es difícil de pronunciar, ¡debe ser cianuro! Oh, espera, esa es la vitamina B12. Josh Bloom ofrece amablemente toda una lista de nombres químicos difíciles de pronunciar para algunas sustancias muy comunes, algunos de los cuales son necesarios y muy saludables.

¡Oh, no! ¡OGMs!

Tal vez lo más terrible para Food Babe es que aparentemente MillerCoors y Anheuser-Busch usan productos derivados de los OGM para hacer sus cervezas:

La mayoría de las cervezas elaboradas comercialmente se hacen con más maíz transgénico que  cebada. Muchas de las empresas que contacté esquivaron la pregunta sobre los OGM – sin embargo Miller Coors dieron una muy amable y sincera respuesta. Declararon “el jarabe de maíz da un sabor más suave y ligero de cuerpo” y “el jarabe de maíz pueden derivar de una mezcla de maíz (convencional y biotecnológico.)”, admitiendo el uso de OGM.

y:

La dextrosa y maltosa pueden provenir de una variedad de sustancias que son dulces, pero probablemente son derivados de maíz OGM, ya que es súper barato para una empresa utilizar maíz en lugar de frutos o de otras fuentes no OGM. Con cerveza barata – que no solo se acaba de conseguir una borrachera barata-, se está recibiendo lo peor de lo peor. Al igual que con la comida rápida barata – si tu no inviertes en tu cerveza – podrías beber un producto de menor calidad como la Pabst Blue Ribbon (PBR) que se hace de maíz y jarabe de maíz OGM.

¡Hey, Vani, no te metas con mi PBR! ¡Yo viví en Chicago y eso es una blasfemia! (de hecho la PBR es una de las pocas cervezas creadas por las grandes compañías que puedo tolerar, al menos cuando salgo a beber, pero no es una de mis favoritas)

En cualquier caso, esto es pura tontería, nada como juntar los OGM con el alarmismo por los nombres de los químicos. No siento la necesidad de discutir la falta de validez de las tonterías anti-OGM que está siendo vendidas, es caca juntada con más caca, aparte de señalar que la mayoría de los “irrefutables” estudios presentado por los activistas anti-OGM para convencer a la gente que los transgénicos son pura maldad han sido desacreditados por múltiples fuentes. En cualquier caso, es la falacia naturalista de nuevo. El hecho básico es que el trigo, la cebada y otros granos utilizados para hacer la cerveza han sido constantemente modificados genéticamente durante muchos siglos a través de la cría selectiva, al igual que casi todas las plantas comúnmente cultivadas por los humanos para consumo, lo mismo que con la levadura utilizada para fermentar los productos de grano en cerveza. De hecho, hay muchas cepas diferentes de levadura mantenidas por muchos laboratorios diferentes, a menudo con la ayuda de los científicos. De hecho, la levadura es conocida por cambiar de genes constantemente; por lo que la levadura silvestre está en constante “ingeniería genética”.

Al final, Hari recomienda las cervezas alemanas, debido a que los alemanes tienen leyes estrictas con respecto a la pureza de las cervezas, cervezas orgánicas (porque son orgánicas, claro), cervezas artesanales y micro cervecerías, porque usan ingredientes de mayor calidad y aparentemente tienen menor cantidad de OGMs. Irónicamente es un buen consejo pero no por la razón que Hari piensa. Es un buen consejo porque esas cervezas suelen ser mucho mejores que las cervezas comerciales, hechas en masa y sin sabor como las producidas por compañías como Anheuser-Busch y MillerCoors.

En cuanto a si la cerveza es saludable o no, es algo totalmente diferente. Hay muchas razones por las que es mejor no tomar mucha cerveza. La cerveza es una bebida alcohólica y demasiado alcohol conlleva a una gran cantidad de enfermedades como la cirrosis y varios tipos de cáncer. También contiene una gran cantidad de calorías, lo que puede contribuir a un aumento de peso (o incluso no en exceso si las calorías adicionales son suficientes para ponerte “por encima”). Ninguna de estas razones incluye algunas de las que Hari haya listado, como el uso de cereales OGM, azúcares y varios de los químicos que suenan terrible existentes en la cerveza. Independientemente de si sus puntos son posiblemente razonables (por ejemplo, si varios colorantes alimentarios son necesarios) aquello es completamente opacado por un tsunami de pseudociencia sin sentido acerca de los químicos, porque para ella todo químico que no pueda pronunciar es inherentemente malo.

En fin, ¿Quién es “The Food Babe”?

Esta es una señal del arma de doble filo que es el Internet. Mientras que Internet es la más fantástica pieza de tecnología jamás ideada para difundir el conocimiento y el empoderamiento, existe un lado oscuro. Ese lado oscuro se compone de gente como Vani Hari. Sin internet, sin “The Food Babe, no habría gente químicamente analfabeta, ni chusma entusiasta científicamente ignorante. ¿Cómo empezó? ¿Cuáles son sus acreditaciones?

La segunda pregunta es fácil de responder. Ella no tiene las acreditaciones pertinentes. Ella no es una científica. Ella no es una médica. Ella no es una dietista. Ella no tiene formación en nutrición. No es por nada que ella ha sido referida como la Mike Adams del activismo alimenticio, que no es un cumplido. En cualquier caso, de acuerdo con su entrada de la Wikipedia tiene un BS (Bachelor of Science) en Ciencias de la Computación y comenzó su carrera como consultora bancaria. En una historia 

sobre cómo ella empezó, Hari dijo:

Sufrí un montón de problemas  de salud  al principio de mi carrera. Tenía un trabajo genial que demandaba muchas horas y viajes, por lo que comía cualquier cosa que llevaran a la oficina. Enfermé de tal manera que subí 15 kilos en pocos meses, por lo que me dio apendicitis. Mucha gente cree que la apendicitis no tiene nada que ver por la forma en que se come, que es una ocurrencia aleatoria, muchos doctores creen que es algo casual, pero no tengo duda que la razón de mi apendicitis fue por mi forma de comer. Ese fue el momento en el que puse mi salud como prioridad número uno, dice Hari.

Hari, después de leer y aprender libro tras libro acerca de vivir sano, aprendió como comer y vivir un estilo de vida saludable a pesar de tener una agenda apretada. Al leer y aprender decidió difundir sus conocimientos, así fue como empezó a ser bloguera.

“Dije: “OK, abramos un blog”, así que empecé en abril del año pasado y comencé a escribir sobre lo que hacía a diario, dijo Hari.

Sí, podemos observar que obtuvo su educación de libros populares y de la Universidad de Google ¡Y así le nació el bichito mesiánico de salvar el mundo! Tal vez la mejor forma de describirla sea como la Jenny McCarthy de la alimentación. Por cierto, esto no es un halago. Así  como Jenny McCarthy se encargó de promover el miedo y la ignorancia acerca de las vacunas, Vani Hari ha sido una fuerza  malévola esparciendo ignorancia acerca de la comida. Seguro, mezclado con toda la pseudociencia, las creencias antivacunas y la admiración por charlatanes como Russell Blaylock, ,están los ocasionales buenos consejos de comer más verduras, evitar alimentos demasiado procesados, y las recetas que, por lo que sé, en realidad podrían ser sabrosas. Pero el precio es demasiado alto, enterrando los pocos buenos consejos ocasionales bajo un tsunami de tonterías.

Ella sí que tiene un talento para la autopromoción, sin embargo. Ahora que lo pienso de ella, eso es muy parecido a lo que hace Jenny McCarthy, también.

ADENDA: Al parecer, The Food Babe se dio cuenta de algunas de las entradas en las que se la criticaba por su grandilocuencia y su forma de sembrar el terror y respondió. 

Todo es la misma palabrería sobre los males de los OGM y el jarabe de maíz y tal, pero un párrafo en particular merece una respuesta:

Hay algunas entradas de blog circulando en las que se indica que el propilenglicol es utilizado en fábricas de cerveza en el sistema de enfriamiento externo y que nunca se añade a la cerveza. Ellos van más lejos al decir que la única forma en que podría estar en la cerveza es si hay una fuga en tanque. Bueno, yo no estoy hablando de fugas en los tanques aquí. El químico Alginato de Propilenglicol (PGA por sus siglas en inglés) se añade a algunas cervezas como un estabilizador para el control de la espuma y se vende como un aditivo bajo diversos nombres comerciales tales como Stabilfoam. Otra fuente potencial de la PGA es como soporte para algunos “sabores naturales” en cervezas con sabor a frutas y sidra. El propilenglicol se añade a muchos alimentos y bebidas, es un aditivo alimentario muy común y lo veo en las listas de ingredientes y en las tiendas de comestibles de todo el mundo. Lo sé porque en las listas de ingredientes están esos artículos pero rara vez en la cerveza-. En Alemania, el Alginato de Propilenglicol aparece como un ingrediente en esta botella de Corona como “E405 Alginat” (el número de aditivo alimentario europeo de propilenglicol es E405), y usted también lo encontrará en esta lista de ingredientes en el sitio web de Sinebrychoff en Finlandia. Por lo tanto, me da curiosidad saber a qué otras cervezas de Anheuser-Busch y MillerCoors le habrían podido añadir este ingrediente.

¡Urra!. Así que se encontró con una cerveza que utiliza Alginato de Propilenglicol para estabilizar la espuma. Suena condenatorio, ¿verdad? Mal. La ignorancia química en su afirmación es una tontería. El Alginato de Propilenglicol no es lo mismo que el propilenglicolcon una visita rápida a algo tan sencillo como Wikipedia le bastaría, si The Food Babe siquiera tuviera un mínimo de conocimientos en química se daría cuenta de ello. Aquí está la entrada de la Wikipedia:

Químicamente, el Alginato de Propilenglicol es un éster del ácido algínico, que se deriva de algas. Algunos de los grupos carboxilo están esterificados con propilenglicol, algunos se neutralizan con un álcali apropiado, y algunos permanecen libres.

Lo que esto significa es que es el Alginato de Propilenglicol es ácido algínico (derivado de algas marinas) con grupos de glicol de propileno unidos a algunos de los grupos carboxilo. No es el mismo químico del propilenglicol, ni siquiera está cerca. No es anticongelante. Y The Food Babe es todavía una idiota.

Anuncios

2 comentarios en “Vani Hari (The Food Babe): La Jenny McCarthy de la alimentación

  1. Pingback: Vani Hari (The Food Babe): La Jenny McCarthy de la alimentación

  2. Excelente crítica a esa chanta. Es evidente la ignorancia sobre química de hari, un crimen que le den espacio en los medios. Muy bueno eso de «falacia de origen». 😉

    Sigue traduciendo artículos del inglés, hay mucha información valiosa en ese idioma y necesario que el contenido este en español para divulgación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s