Crónicas multicultis: Desmontando la falacia del relativismo cultural (Episodio XVIII)

312398_467430686649984_1810391850_n

 

En conmemoración del Día de las víctimas del Holocausto (que coincide con la llegada del ejército soviético a Auschwitz y la liberación de los que estaban allí prisioneros un 27 de enero de 1945), esta viñeta muestra la contradicción de muchos activistas de izquierda como Noam Chomsky, quienes aceptan que el Holocausto ocurrió pero no aceptan genocidios perpetrados por comunistas (como el de los Jemeres Rojos en Camboya, a pesar que hay gran cantidad de pruebas acerca de su historicidad).

Anuncios

Madonna según Mauricio-José Schwarz (El retorno de los charlatanes)

madonnablonde

En lo personal, nunca me ha gustado la música de Madonna (no porque “ofenda la moral”, “que sea música satánica” o “es música del Nuevo Orden Mundial”, esos argumentos sinceramente me tienen sin cuidado) sino porque me parece que todos los escándalos que ha formado a lo largo de su carrera han sido única y exclusivamente para vender discos (algo que ahora hace Lady Gaga y por lo cual los Little Monsters y los fans de Madonna pelean en los foros de música pop o como yo los llamo “los palacetes de la falacia” ya que usan todas y cada una de las falacias lógicas o por lo menos las más comunes: Ad hominem, ad populum, apelación a la autoridad, tu quote, hombre de paja,falsa dicotomía, entre otras) y no soy la única que lo piensa (sin ser Little Monster, aclaro,), Mauricio-José Schwarz lo expone brillantemente:

¿Por qué te desagrada Madonna?

No me gusta su música, sus letras me parecen bobas, nunca me pareció buena bailarina y menos me pareció una mujer especialmente atractiva. Siempre sentí que todo lo que era y la rodeaba era un gran truco de márketing para venderla como una rebelde que escandalizaba a las buenas conciencias pero sólo por el gusto de escandalizarlas, sin ninguna propuesta artística o creativa o de ideas detrás de la fachada estridente. Lo mismo me pasa artísticamente con Jodorowsky o con Marilyn Manson. Mucho pour épater la bourgeoisie pero _nada más_ que épater la burgeoisie. Todo el escándalo y la mala crianza de Rimbaud sin la capacidad poética de Rimbaud… rebeldía vacua y altamente insincera, además de artísticamente poco relevante.

Quizá su mejor trabajo está en el cine, en las películas “A league of their own” y “Evita”. Quizás me hubiera gustado que concretara su proyecto sobre Frida Kahlo, también.

¡Brillante!

Inconsistencias y contradicciones en la Biblia por Donald Morgan (Génesis)

Imagen

Gén. 1:3-5 En el primer día Dios creó la luz, luego separó la luz de las tinieblas.

Gén. 1:14-19 El sol (que separa la noche del día) no se creó sino hasta el cuarto día.

 

Gén. 1:11-12, 26-27 Los árboles fueron creados antes que el hombre.

Gén. 2:4-9 El hombre se creó antes que los árboles.

 

Gén. 1:20-21, 26-27 Las aves fueron creadas antes que el hombre.

Gén. 2:7, 19 El hombre fue creado antes que las aves.

 

Gén. 1:24-27 Los animales fueron creados antes que el hombre.

Gén. 2:7, 19 El hombre fue creado antes que los animales.

 

Gén. 1:26-27 Hombre y mujer fueron creados al mismo tiempo.

Gén. 2:7, 21-22 El hombre fue creado primero, la mujer tiempo después.

 

Gén. 1:28 Dios alienta la reproducción.

Lev. 12:1-8 Dios requiere de ritos de purificación después del parto que, de hecho, lo convierte en pecado. (Nota: El periodo de purificación después del nacimiento para una hija es dos veces mayor que para un hijo.)

 

Gén. 1:31 Dios estaba satisfecho con su creación.

Gén. 6:5-6 Dios no estaba satisfecho con su creación. (Nota: Que Dios estuviera insatisfecho es inconsistente con el concepto de omnisciencia.)

 

Gén. 2:4, 4:26, 12:8, 22:14-16, 26:25 Dios ya era conocido como “el Señor” (Yahvé o Jehová) mucho antes de la época de Moisés.

Éxo. 6:2-3 Dios fue conocido por primera vez como “el Señor” (Yahvé o Jehová) en la época de la esclavitud egipcia, durante la vida de Moisés.

 

Gén. 2:17 Adán moriría el mismo día en que comiera la fruta prohibida.

Gén. 5:5 Adán vivió 930 años.

 

Gén. 2:15-17, 3:4-6 Es erróneo desear poder discernir el bien del mal.

Heb. 5:13-14 Es inmaduro ser incapaz de discernir el bien del mal.

 

Gén. 4:4-5 Dios prefiere la ofrenda de Abel y no tiene ninguna consideración para la de Caín.

2 Cró. 19:7; Hec. 10:34; Rom. 2:11 Dios no muestra parcialidad. Trata a todos por igual.

 

Gén. 4:9 Dios pregunta a Caín donde está su hermano Abel.

Pro. 15:3; Jer. 16:17, 23:24-25; Heb. 4:13 Dios está en todas partes. Ve todo. Nada está oculto a su vista.

 

Gén. 4:15; Deu. 32:4; Isa. 34:8 Dios es un dios vengativo.

Éxo. 15:3; Isa. 42:13; Heb. 12:29 Dios es un guerrero. Dios es un fuego consumidor.

 

Éxo. 20:5, 34:14; Deu. 4:24, 5:9, 6:15, 29:20, 32:21 Dios es un dios celoso.

Lev. 26:7-8; Núm. 31:17-18; Deu. 20:16-17; Jos. 10:40; Jue. 14:19; Eze. 9:5-7 El Espíritu de Dios es (a veces) asesino y homicida.

 

Núm. 25:3-4; Deu. 6:15, 9:7-8, 29:20, 32:21; Sal. 7:11, 78:49; Jer. 4:8, 17:4, 32:30-31; Sof. 2:2 Dios es furibundo. Su enojo a veces es feroz.

2 Sam. 22:7-8 (RV1909) “… invoqué a Jehová… El oyó mi voz… La tierra fue conmovida, y tembló … porque él se airó.”

 

Eze. 6:12; Nah. 1:2, 6 Dios es celoso e iracundo. Reserva su ira y se venga de sus enemigos. “¿Quién permanecerá delante de su ira? … Su ira se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas.”

2 Cor. 13:11, 14; 1 Juan 4:8, 16 Dios es amor.

 

Gál. 5:22-23 Los frutos del Espíritu de Dios son amor, alegría, paz, paciencia, bondad, fidelidad, benignidad y autodominio.

Gén. 4:16 Caín se retiró (o se fue) de la presencia del Señor.

 

Jer. 23:23-24 Un hombre no se puede esconder de Dios. Dios llena el cielo y la tierra.

Gén. 6:4 Había Nephilim (gigantes) antes del Diluvio.

 

Gén. 7:21 Todas las criaturas, a excepción de Noé y su familia, fueron aniquiladas por el Diluvio.

Núm. 13:33 había Nephilim después del Diluvio.

 

Gén. 6:6; Éxo. 32:14; Núm. 14:20; 1 Sam. 15:35; 2 Sam. 24:16 Dios se arrepiente.

Núm. 23:19-20; Isa. 15:29; San. 1:17 Dios no se arrepiente.

 

Gén. 6:19-22, 7:8-9, 7:14-16 Dos de cada especie serán tomados a bordo del arca de Noé.

Gén. 7:2-5 Siete pares de algunas especies serán tomadas a bordo del arca.

 

Gén. 7:1 Noé era justo.

Job 1:1,8; Job 2:3 Job fue justo.

Luc. 1:6; Zacarías y Elizabet fueron justos.

San. 5:16 Algunos hombres son justos, (cuyas oraciones son efectivas).

1 Juan 3:6-9 Los cristianos deben ser justos (de lo contrario no son realmente cristianos).

Rom. 3:10, 3:23; 1 Juan 1:8-10 Nadie es o ha sido justo.

 

Gén. 7:7 Noé y su familia entran en el Arca.

Gén. 7:13 Ellos entran al Arca (¿De nuevo?).

 

Gén. 11:7-9 Dios siembra la discordia.

Pro. 6:16-19 Dios odia a cualquiera que siembre la discordia.

 

Gén. 11:9 En Babel, el Señor confundió la lengua de todo el mundo.

1 Cor. 14:33 Pablo dice que Dios no es autor de confusión.

 

Gén. 11:12 Arfaxad fue el padre de Sala.

Luc. 3:35-36 Cainán fue el padre de Sala. Arfaxad fue el abuelo de Sala.

 

Gén. 11:26 Taré tenía 70 años cuando su hijo Abram nació.

Gén. 11:32 Taré tenía 205 años cuando murió (teniendo Abram 135 años).

 

Gén. 12:4; Hec. 7:4 Abram tenía 75 años cuando dejó Harán. Esto fue después de la muerte de Taré. Así, Taré no podía tener más de 145 años cuando murió; o Abram tendría sólo 75 años después de haber vivido 135 años.

 

Gén. 12:7, 17:1, 18:1, 26:2, 32:30; Éxo. 3:16, 6:2-3, 24:9-11, 33:11; Núm. 12:7-8, 14:14; Job 42:5; Amós 7:7-8, 9:1 Dios puede verse.

Éxo. 33:20; Juan 1:18, 1 Juan 4:12 Dios no puede verse. Nadie puede ver el rostro de Dios y sobrevivir. Nadie lo ha visto alguna vez.

 

Gén. 10:5, 20, 31 Había muchas lenguas antes de la Torre de Babel.

Gén. 11:1 Había sólo una lengua antes de la Torre de Babel.

 

Gén. 15:9; Éxo. 20:24, 29:10-42; Lev. 1:1-7, 38; Núm. 28:1-29, 40 Dios detalla las ofrendas sacrificatorias.

Jer. 7:21-22 Dios dice que no hizo tal cosa.

 

Gén. 16:15, 21:1-3; Gál. 4:22 Abraham tenía dos hijos, Ismael e Isaac.

Heb. 11:17 Abraham tenía sólo un hijo.

 

Gén. 17:1, 35:11; 1 Cró. 29:11-12; Luc. 1:37 Dios es omnipotente. Nada es imposible con (o por) Dios.

Jue. 1:19 Aunque Dios estaba con Judá, juntos no pudieron derrotar a los hombres del valle porque tenían carros de hierro.

 

Gén. 17:7, 10-11 El pacto de la circuncisión será eterno.

Gál. 6:15 No vale nada.

 

Gén. 17:8 Dios promete la tierra de Canán a Abraham como una “heredad perpetua.”

Gén. 25:8; Hec. 7:2-5; Heb. 11:13 Abraham murió con la promesa incumplida.

 

Gén. 17:15-16, 20:11-12, 22:17 Abraham y su media hermana, Saraí, están casados y reciben las bendiciones de Dios.

Lev. 20:17; Deu. 27:20-23 El incesto es maldito.

 

Gén. 18:20-21 Dios decide “bajar” para ver qué está pasando.

Pro. 15:3; Jer. 16:17, 23:24-25; Heb. 4:13 Dios está por todas partes. Él ve todo. Nada está oculto a su vista.

 

Gén. 19:30-38 Mientras está ebrio, las dos hijas de Lot “duermen con él”,  se embarazan y dan a luz su descendencia.

2 Ped. 2:7 Lot era “justo”.

 

Gén. 22:1-12; Deu. 8:2 Dios tienta (prueba) a Abraham y Moisés.

Jue. 2:22 Dios mismo dice que él prueba (tienta).

1 Cor. 10:13 Pablo dice que Dios controla la magnitud de nuestras tentaciones.

San. 1:13 Dios no prueba (tienta) a nadie.

 

Gén. 27:28 “Dios, pues, te dé … Y abundancia de trigo y de mosto”.

Deu. 7:13 Si ellos siguen sus mandamientos, Dios bendecirá el fruto de su vino.

Sal. 104:5 Dios nos da el vino para alegrar el corazón.

Jer. 13:12 “… Toda tinaja se llenará de vino…”

Juan 2:1-11 Según el autor de Juan, el primer milagro de Jesús fue convertir el agua en vino.

Rom. 14:21 es bueno abstenerse de beber vino.

 

Gén. 35:10 Dios dice a Jacob que ya no más será llamado Jacob; en adelante su nombre será Israel.

Gén. 46:2 Momentos más tarde, el propio Dios lo llama Jacob.

 

Gén. 36:11 Los hijos de Elifaz fueron Temán, Omar, Zefo, Gatam y Cenaz.

Gén. 36:15-16 Temán, Omar, Zefo, Cenaz.

1 Cró 1:35-36 Temán, Omar, Zefo, Gatam, Cenaz, Timna y Amalec.

 

Gén. 49:2-28  Los padres de las doce tribus de Israel son: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Zabulón, Isacar, Dan, Gad, Aser, Neftalí, José y Benjamín.

Apo. 7:4-8 (Deja fuera la tribu de Dan, pero agrega a Manasés.)

 

Gén. 50:13 Jacob fue enterrado en una cueva a Macpela comprada a Efrón el heteo.

Hec. 7:15-16 Fue enterrado en un sepulcro en Siquem, comprado de los hijos de Hamor.