8 Formas en que los cristianos fundamentalistas convierten a la gente al agnosticismo o al ateísmo.

 

Esta es una traducción hecha por Humanismo Secular del artículo original en inglés escrito por Valerie Tarico, una psicóloga y un escritora en Seattle, Wahisngton y fundadora de Wisdom commons. Es autora de “Trusting Doubt: A former Evangeligal Looks at Old Beliefs in a New Light” y “Deas and Other Imaginings”. Sus artículos pueden ser encontrados en Awaypoint.Wordpress.com. 

A continuación señalaré algunos de los mejores métodos utilizados por algunos Cristianos para sacar a la gente de las iglesias o dar un empujón a los escépticos para salir del armario.

Si los obispos católicos, sus aliados los protestantes conservadores, y otros fundamentalistas de derecha tienen como único objetivo eliminar la creencia religiosa, no podrían estar haciendo un mejor trabajo.

Los testimonios en sitios como ExChristian.net muestran que la gente deja la religión por una serie de motivos, muchos de los cuales los líderes religiosos podrían haber prevenido.

Es cierto que las personas pueden perder su fe porque: a veces toman una o muchas clases de ciencias; a veces encuentran su fe destrozada por el sufrimiento en el mundo – ya sea debido a que experimentan una devastadora lesión o una pérdida, o experimentan la realidad del dolor de otra persona de una manera nueva; a veces un creyente se siente intrigado por la arqueología, o la simbología, o el estudio de la religión misma; o a veces, un creyente, simplemente coge un ejemplar de la Biblia o del Corán y descubre contradicciones o inmoralidades que sacuden su fe.

Pero si usted lee bien los testimonios del sitio ExChristian se podrá dar cuenta de que, es más seguro que los líderes de la iglesia o miembros hagan cosas que desencadenen o ayuden más en el proceso de deconversión. Ellos pueden convertir a una persona insegura sobre sus creencias en un escéptico, o un escéptico calmado en un abierto ateo militante, o como un ex-cristiano suele llamarse a sí mismo “un des-evangelizado”.

Estas son algunos ejemplos de las mejores formas en que los cristianos empujan a la gente afuera de la iglesia o a los escépticos secretos fuera del armario. Respecto a ésta lista, uno no puede dejar de preguntarse si los obispos católicos como Rick Santorum, Michele Bachmann y sus aliados fundamentalistas están realmente trabajando para el diablo.

1. La Batalla en contra de los Gays. Debido a la demografía pura, muchas personas homosexuales nacen en familias religiosas. La condena (y auto-condena) que ellos enfrentan, si sus familias ven la homosexualidad como una abominación, puede ser insoportable, como todos sabemos debido a la tasa de suicidios. Algunos gays emocionalmente maltratados pasan sus vidas luchando o negando lo que son, pero muchos de ellos, finalmente, encuentran su camino para abrirse y sentirse aceptados en  congregaciones o comunidades no religiosas.

Actitudes ignorantes y mal intencionadas acerca de la homosexualidad no sacan únicamente a los gays fuera de la iglesia, sino que también es un problema enorme para la deconversión de amigos y miembros de la familia que son heterosexuales. Cuando los cristianos los insultan, las mamás y los papás devotos que también aman a sus hijos homosexuales se ven menos cómodos en sus iglesias. Actualmente muchos de los jóvenes, piensan en el tema de derechos de los homosexuales como una obviedad, y consideran a las iglesias anti-gay como “arcaicas”. Debido a que la mayoría de la gente de la generación X, y más joven, reconocen la igualdad de derechos de los gays como una cuestión común de humanidad, el hostigamiento hacia los gays es un asunto divisivo que separa a los jóvenes de la iglesia. Eso hace que Fred Phelps un evangelista sea muchísimo mejor para el movimiento ateo, que para su propia Iglesia Westborough Bautista que profesa el odio hacia los gays.

2. Citar versículos de la Biblia para probar un punto. Las personas que consideran a la Biblia como la literal y perfecta palabra de Dios, adoran citar sus versículos para argumentar sus puntos. A menudo ellos comienzan con el verso 2 Timoteo 3:16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios” (como si este argumento circular pudiera convencer a alguien más, a excepción de un verdadero creyente). Ellos proceden a citar cualquier verso autoritario, anti-gay o anti-mujer-para mostrar su punto, como por ejemplo “El que escatima la vara odia a su hijo”… “Los golpes y las heridas curan la maldad.Los azotes purgan lo más íntimo del ser”; o “No te echarás con varón como con mujer, es abominación” (Proverbios 13:24, Proverbios 20:30, y Levítico 18:22). Al hacer esto, ellos están llamando a cuestionar la autoridad bíblica, porque los escritores de la Biblia obviamente tienen estas cuestiones equivocadas. Los que intentan probar citando literalmente los versículos,  son de gran ventaja para aquellos que les gustaría ver desaparecer el culto Biblia – porque al intentar probar un lado del argumento con el versículo, invitan a hacer lo mismo en contrario, y es fácil de encontrar citas en la Biblia que son científicamente absurdas o moralmente repugnantes.

Muchos cristianos liberales o modernistas ven la Biblia como un documento humano, un intento por parte de nuestros antepasados espirituales de articular su mejor comprensión de Dios a través de la visión de las culturas y mentes humanas imperfectas. Supongamos que un cristiano se enfrenta a un versículo que dice, por ejemplo “Matad, pues, ahora a todos los niños varones; matad también a toda mujer que haya tenido relaciones carnales con un hombre. Pero dejaréis con vida a todas las niñas entre las mujeres que no hayan conocido hombre.”  (Números 31:17-18); o que diga, “Ningún hombre que tenga defecto se acercará [a Dios en el templo],  ni ciego, ni cojo, ni uno que tenga el rostro desfigurado, o extremidad deformada, ni hombre que tenga pie quebrado o mano quebrada, ni jorobado, ni enano, ni uno que tenga defecto en un ojo …”. (Levítico 21:17-23). Uno puede simplemente encogerse de hombros y decir: “Pues sí, eso es feo.” Hace un par de años un grupo de cristianos liberales, incluso lanzó un concurso en Internet para votar por el peor versículo Bíblico. En efecto, su fe no se sostiene ni se cae con la perfección de la Biblia. Por el contrario, los bíblicos literales, le dan a alguien como yo, una excusa para hablar en contra de la esclavitud sexual o del prejuicio hacia las personas con discapacidad que se encuentra en la Biblia – frente a una audiencia a la que se le ha enseñado que el libro es de manera uniforme ‘bueno’. Para un creyente que esté vacilando, esta disonancia puede ser más que suficiente.

3. Misoginia. Por razones psicológicas y sociales de las mujeres, éstas se inclinan más hacia las creencias religiosas que los hombres. Ellas tienden más a asistir a servicios religiosos e insistir en la crianza de sus hijos dentro de una comunidad de fe. También parecen más indiferentes que los hombres a la crítica racional de la religión, como debates sobre la teología o la biología evolutiva por ejemplo. Me llamó la atención notar hace poco, que en mi canal de YouTube, “La vida después del cristianismo”, el cual se centra en la psicología de la religión, que alrededor del 80 por ciento de los espectadores son masculinos. Las mujeres son la base de la constitución de la iglesia, pero afortunadamente para los ateos, este hecho no ha causado a los cristianos conservadores a retroceder respecto al sexismo justificado por –en efecto- el texto literal del Antiguo y Nuevo Testamento.

El Ministro evangélico Jim Henderson recientemente publicó un libro llamado “La renuncia de Eva”, en la que insta a sus compañeros cristianos a mirar hacia  las consecuencias del sexismo dentro de la iglesia. De acuerdo con Henderson, la vieja escuela sexista ha sacado permanentemente a algunas mujeres del cristianismo, pero eso es sólo la punta del iceberg. Para aquellas que se quedan, esto significa que muchas de ellas sean menos entusiastas y comprometidas de lo que deberían ser. Las Iglesias basan su apoyo en las mujeres voluntarias, en roles que van desde la secretaría a la dirección de programas infantiles en las misiones. Para eso se necesita un alto nivel de confianza en las doctrinas de la iglesia y también un fuerte sentido de pertenencia. El sexismo bíblico no cultiva. Entre 1991 y 2011 el porcentaje de mujeres que asisten a la iglesia en una semana típica bajó 11 puntos, del 55 al 44 por ciento.

4. La hipocresía. A los cristianos se les enseña – y muchos se lo creen-que gracias a la presencia interior del Espíritu Santo, ellos son un faro moral para la sociedad. El autor de Mateo dijo a su audiencia, “Vosotros sois la luz del mundo.” Ese es un listón muy alto, y sin embargo, creyentes decentes (junto con muchas otras personas decentes) tratan seriamente de ganárselo. Sin embargo, la presión que tienen aquellos que se llaman a sí mismos “justos” significa que los creyentes también son propensos a ocultar, pretender, y hacerse de la vista gorda respecto a sus muy propios, muy humanos, y muy normales fallas y defectos.

Las personas que desean desesperadamente ser santas y justas, “limpiadas por la sangre del cordero” – necesitan creer que ahora se merecen el cielo, pero que las demás personas con otras pequeñas transgresiones merecen la tortura eterna -tienen mucha motivación para caer en el autoengaño y la hipocresía-. Hipócritas de alto perfil, como Ted Haggard o Rush Limbaugh pueden ser amados por sus acólitos, pero para la gente que se tambalea, ellos ayudan a construir una aversión visceral hacia todo lo que ellos defienden. Y no a menudo, las hipocresías que son a una amenaza para la fe suelen ser pequeñas o internas para un solo grupo de estudio de la Biblia o de jóvenes. Murmuraciones y evasivas sociales forman parte del estereotipo de la iglesia por una razón. También dejan un sabor amargo que hace que algunos miembros de la iglesia dejen de tragarse el cuento.

5. Comportamiento repugnante e inmoral. El escándalo de los abusos sexuales por parte de los sacerdotes ha hecho más por el nuevo movimiento ateo que lo que los grandes anti-teístas como Christopher Hitchens (Dios no es grande), Richard Dawkins (El espejismo de Dios), Sam Harris (The End of Faith) o Bill Maher (Religulous) jamás han podido hacer. Para empeorar las cosas (o mejorarlas, dependiendo de su punto de vista) Bill Donohue de la Liga Católica parece estar haciendo todo lo posible para avivar las llamas: Encima del abuso mismo, seguido por el encubrimiento, Él  ahora está insistiendo en que la mejor defensa para la propiedad de la iglesia es un buen ataque en contra de las víctimas, y se ha comprometido a luchar contra ellos “uno por uno.”

La organización “Freedom From Religion Foundation” publica un periódico bi-mensual que incluye una característica regular: El papel secante del Crimen de Cuello Negro. Hace un recuento de los fraudes, abusos de drogas, delitos sexuales y demás crímenes cometidos por los protestantes, así como los del clero católico. El obvio propósito es mover a los lectores fuera de la religión, no es positivo para la religión, no es benigno para la religión, es aberrante y necesita combatirse. La indignación moral es una emoción poderosa.

6. Negación de la Ciencia. Uno de mis viejos amigos de mi grupo de la juventud acabó con su fe debido a una conversación con un líder de estudios bíblicos, quien le explicó que los esqueletos de los dinosaurios eran en realidad los huesos de los gigantes que se describen en los primeros libros de la Biblia. ¡Oh oh! Los cristianos han recurrido a decenas de declaraciones aplastantes no menos falsas para explicar el registro geológico como por ejemplo: Las “días” en el Génesis 1 fueron realmente “períodos”; O, Dios creó el mundo poniendo los fósiles en los lugares encontrados para poner a prueba nuestra fe;O la historia bíblica de la creación es una metáfora muy sagrada. Sin embargo, la creencia de la tierra joven de los creacionistas que aseguran que el mundo apareció en su forma actual hace 6.000-10.000 años no encuentra salida. Y puesto que casi la mitad de la población estadounidense cree en alguna versión de este cuento de la tierra joven, hay amplias oportunidades para las mentes inquisitivas para tropezarse con ésta primitiva teoría sin sentido.

Al igual que otros factores que he mencionado, la negación de la ciencia, no se limita a motivar a los creyentes a no creer, sino que también abarca manifestaciones de la oposición que van desde bloggers irascibles a defensores legales. Se proporciona material para los cómicos y los críticos: “Si el mundo fue creado hace 6.000 años, ¿qué le está dando energía a su coche?”. Esto puede producir aún más oposición a las creencias religiosas, porque los defensores de la ciencia sostienen que la fe, incluso la fe socialmente benigna, es fundamentalmente una manera defectuosa de saber. La Iglesia Católica, tal vez todavía lamiéndose las heridas sobre Galileo (y que se disculpó finalmente, en el siglo XX), ha logrado evitar posiciones incómodas y fácilmente refutadas en la biología evolutiva. Pero se podría argumentar que su fomento al ateísmo respecto a las posiciones hacia la concepción y la anticoncepción, de manera similar se basan en la ignorancia o en la negación respecto a las ciencias biológicas – en este caso, la embriología y en el hecho básico de que la mayoría de los embriones jamás se convertirán en personas.

7. Intromisión política. Si nos fijamos en la los apaleantes enlaces, fotos, extractos de frases graciosas, videos, y demás sobre la religión que circulan en Facebook y en Twitter, la mayoría de ellos son respecto a las intromisiones de la Iglesia en la esfera política. Una disputa entre dos ateos estalló en mi página de inicio ayer. “¿Por qué no pueden los ex-cristianos simplemente dejar de hablar de la religión y seguir adelante con la construcción de un mundo mejor?”, Preguntó uno. “¿Por qué no nos callamos?” dijo el otro, “¡Debido a este tipo de mierda!”,  y publicó un enlace sobre Kansas en donde se le daba permiso a los médicos para negar la anticoncepción y la información médica precisa a los pacientes.

Yo le debo a George W. Bush el crédito de haberme transformado de una persona indiferente a la política y enterrada en el jardín de agnosticismo, a una guerrera de la cultura. Casualmente Él dio a entender que cuando inició la guerra, no le fue necesario consultar con su propio padre, porque había consultado con el gran hombre en el cielo, y mis familiares evangélicos lo respaldaron en eso, y yo pensé, ¡oh Dios mío, las creencias en las que yo fui criada están matando a la gente!. La derecha religiosa, y ahora los obispos católicos, han llevado a la religión dentro de la política de la manera más fea posible, en una forma de guerra santa, y las personas que se preocupan por el bien de todos se han dado cuenta. Las listas de los feos versículos de la Biblia, los artículos sobre la psicología de la religión, las investigaciones expuestas acerca de maquinaciones cristianas en D.C., o el desenfrenado proselitismo en el ejército y las escuelas públicas, todas ellas son muy populares entre los progresistas políticos porque es imposible para impulsar el cambio en el progreso, sin confrontar el fundamentalismo religioso.

8. Intromisión. El comediante y ateo australiano John Safran voló a Salt Lake City para una ronda de desvangelización de puerta a puerta, después de que unos mormones llamaran a su puerta en un número excesivo de veces en la mañana de un sábado. Intromisiones más graves, en los profundamente personales principios y fines de nuestras decisiones de vida, por ejemplo, generan la reactivación en contra del teísmo en la mayoría personas que sólo quieren vivir y dejar vivir.

Los conservadores católicos y evangélicos han hecho una apuesta de alto riesgo de que ellos pueden recuperar el control autoritario sobre sus rebaños y se aferran a la próxima generación de creyentes (y diezman) al afirmar dogmas ortodoxos, haciendo de la fe cristiana una proposición de todo o nada. Su objetivo es un nivel de pureza teológica que va a producir otro Gran Despertar basado mayormente en los mismos dogmas como el último. Tienen la esperanza de limpiar su pertenencia a la diversidad teológica, y afirmar el control de arriba a abajo sobre cuestiones de conciencia, la reposición de sus miembros con políticas anti-feministas, pro-natalistas y proselitismo en el hemisferio sur. Pero cuanto más recurren al autoritarismo estricto, la insularidad y la interpretación estricta de los textos de la Edad del Hierro, se va hiriendo más a la gente en el nombre de Dios y el pueblo se indigna más. Al hacer de la fe cristiana una proposición de todo o nada, obligan por lo menos, a algunos aspirantes a creyentes a elegir la opción de “nada”. Los anti-teístas están todos muy contentos con ésta ayuda.

http://www.alternet.org/teaparty/155553/8_ways_christian_fundamentalists_make_people_convert_–_to_agnosticism_or_atheism/?page=entire (articulo original)

 

Anuncios

2 comentarios en “8 Formas en que los cristianos fundamentalistas convierten a la gente al agnosticismo o al ateísmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s