POESÍA DE NUEVOS AUTORES

En este blog no solo se trata de la poesía escrita por esta servidora ni por poetas famosos sino también de poetas desconocidos pero no por ello carentes de talento, como es el caso de Milenko Prieto Yovanovic (kovsko), quien ha enviado sus poemas para que sean publicados (lo cual ustedes lectores pueden hacer dejando un comentario en la caja de comentarios o proponer que autor les gustaría que le hiciera una revisión escribiendo a mi cuenta en Twitter).

Poesía

Poesía es más que un juego
De palabras con finales similares
Ordenadas en tonos y ritmos, consonantes o asonantes,
Es hallar la forma y armonía
Que dentro o fuera palpita,
Es adentrarse profundo en lo desconocido
Un retrato de lo invisible detrás de lo que se ve,
Es el tibio aroma de una flor que lenta se abre,
El centelleo de una flama que al morir se expande,
El torrente salvaje de un grito a callar,
El susurro del silencio, del aire, del viento, del mar,
El canto de un cauce, el tronar de una ola,
El fuego de un beso, la avalancha de una acaricia al pasar,
El poder de un punto final,
El ultimo suspiro de una libélula herida,
El miedo de un ave aprendiendo a volar,
Es la pesadilla surrealista,
El absurdo como principio de la lógica formal,
Poesía es abrirse al infinito,
No simplemente hermosear.

Sagrada concepción
Una hoja en blanco es sólo eso
Hasta que la voluntad de crear algo
Se viste de gala, de orgullo y de pasión
Estallando en ansias desenfrenadas
De saciar su hambre por lograr algo mas allá de la imaginación…

La voluntad se hace una con el deseo y la consciencia,
Ardiente se lanza a la conquista de una musa,
Una idea esquiva, fértil, encantadora
Y seducirla, acariciarla y, poseerla plena y salvaje,
Para así lograr que sus formas y contenidos
Le sacien de su vida y emociones,
De sus dichas y dolores,
Buscando en el cortejo de razón, criterio e inconsciencia,
Que sutil y ardiente la amante de fuego le lleve
Más y más allá.
Hasta que el hambre de saber y conocer,
De degustar y sentir,
Devore ese universo interno,
Y realizar el verbo en carne viva,
Hasta llegar a hacer de la musa carne propia
Y ser uno con su esencia
Sintiendo palmo tras palmo su lubrica y ardiente verdad.
Y así, en un coito desenfrenado
De descubrimiento y entrega,
De sometimiento y sumisión,
Donde solo hay espacio de llegar más allá y resistirlo,
Donde solo cabe llegar a la muerte o morir,
Recorremos los espacios de la belleza que nos era una extraña,
Retratamos y modelamos sus formas y emociones
Haciéndola nuestra,
Mientras ella deja huellas indelebles que nos marcan, transforman y, alimentan
Haciéndonos también, a la vez, de su propiedad.

Concebimos así una suerte de criatura,
Con alma y con vida,
Que no es más que fiel retrato de la alquimia salvaje
Entre la carne y lo inmaterial.

Sueño y pesadilla

Nunca me imagine que el sueño se convertiría en pesadilla

Parecía todo tan bonito, parecía todo tan claro,

Pero no lo fue, solo fue dolor y mentiras

Palabras llenas de traición, palabras llenas de hipocresía

No confíes en nadie, amigo, todo en la vida es farsa

La gente al principio te quiere, pero después te dicen mentiras

La gente es ruin y malvada, por cada  bueno hay un ciento malos

No hagas caso de las palabras dulces, no hagas caso de las palabras bellas

Al final todo eso es amargura, al final todo eso es mentira.

Un dolor como pocos

El dolor de la traición es un dolor como pocos
Un dolor agudo, un dolor que quema, un dolor que desgarra
Un dolor que enferma, un dolor que daña
El mejor amigo es portador de ese veneno, el veneno de la envidia, el veneno de la hipocresía
No te fíes nunca de él, dentro de su sonrisa amable hay ecos de maldad,
Dentro de sus palabras amables hay espejos de iniquidad,
Dentro de sus cumplidos hay sombras de difamación
El eco de sus palabras es un halito pútrido de mentira,
Un pozo infecto de villanía, una roca dura de falsedad
Una suerte de ecos afilados que no debes detenerte en escuchar.